miércoles, 29 de febrero de 2012

LA CIENCIA LO CERTIFICA... SOY RARA



     Soy rara, lo tengo asimilado, es así, y además estudios científicos lo corroboran:  9 de cada 10 amigos lo certifican e incluso en el ámbito familiar este porcentaje se eleva a 5 de cada 5.

     Así que señores, tras mucho luchar contra esa etiqueta que inicialmente pensé se me había puesto injustamente, hoy lo reconozco y digo abiertamente QUE SOY RARA.

    También me dicen que soy muy borde y que me encanta discutir muchísimo, datos de mi vida que si anteriormente ignoraba, hoy por hoy no me queda más remedio que reconocer su veracidad, a pesar que sobre este aspecto aún no se ha llevado a cabo ningún tipo de valoración científica más que la subjetividad de mis interpretaciones y la de algunos seres cercanos a mí.

    Pues sí soy rara, porque cuando era pequeña siempre me creí una niña superamable y agradable y nada más lejos de la realidad, de hecho mi padre le decía a algunas personas, que por no saludar a la gente con la que me cruzaba por la calle, probablemente me cambiara al otro lado de la calle y agachase la cabeza para hacerme la despistada...
      En realidad, mi padre estaba equivocado, ya que no me cambiaba al otro lado.
      Hasta que cumplí los dieciocho vivía en un pueblo y cruzarte al otro lado de la calle era una grandísima tontería, cuando la anchura máxima de la calle es de tres metros y no había nadie que escondiera a tu persona.

    Lo que si hacía, en realidad, era cambiar de lugar, es decir, que si tenía que  cruzarme de punta a punta todo el pueblo, por no pasar donde había un grupo de personas a las que me incomodaba saludar, por otro lado, debido a mi vergüenza, no a que yo sea una vieja arisca, pues me lo cruzaba...

   Otra extrañeza de mi persona es que me incomoda mucho que la gente se me acerque demasiado, entendamos por gente la gran mayoría y sobre todo los del sexo opuesto al mio, que por si no había quedado claro aún, es el genero masculino, el opuesto claro, no el mío.

      Bueno, a lo que íbamos, a mí me encanta abrazar a mis amigos y familia porque me sale de dentro, con ellos soy muy cariñosa, pero si tú pretendes hablarme a dos centímetros de mi cara, pues no te enfades si obviamente, me echo para atrás... No es que te huela el aliento, ni me crea que me vas a besar, es que de verdad... ¿¿Tanto cuesta respetar el espacio vital de una persona? que en este caso, siendo el mío, se establece  en un perímetro bastante más amplio de lo normal.

     Y hablando de rarezas, otra es la de ser muy radical en mis ideologías religiosas y políticas... Esto no quiere decir que se me pueda equiparar a un musulmán que hace la guerra santa, a cualquier inquisidor de antaño, o a algún emperador romano en busca de cristianos furtivos.
    Lo que quiere decir, es que si cualquier cosa me molesta, lo expreso de viva voz, escribiendo o subiendo noticias en mi página de internet. No te lo tomes a mal, es mi forma de pensar y al igual que yo respeto que tú creas, no creas, votes o dejes de votar, respétame tú a mí y no me digas lo que puedo o no puedo decir.

     Todo esto viene a cuento, hacía un par de críticas dirigidas a mi persona, y si, soy así, rara, borde, asquerosa y peleona, me encanta debatir y discutir, elevo la voz cuando lo hago y me acaloro, pero jamás te       voy a recriminar que protestes por lo que no te gusta o que no sepas controlar tus miedos e inseguridades y es que no hay mucho más que decir, soy así, rara, extraña y no creo que sea tan difícil de concebir.


lunes, 27 de febrero de 2012

SOLTAR LASTRE O DISMINUIR LA LISTA DE AMIGOS DE TU RED SOCIAL

      Hace unos meses le pedí a mi jefe trabajar todos los fines de semana y festivos...

      Normalmente, suelo trabajar dos findes al mes, pero se casan dos amigas y necesitaba ahorrar un poco más para todos los gastos que se me venían encima.

     A consecuencia de esto, olvidé lo que era salir un viernes, salir un sábado, tener libre un domingo por la mañana... Empecé a extrañar las tapas de los domingos, a las que en realidad nunca voy;  pero es que tengo ese puntito maníaco-depresivo y siempre pienso eso que dice que tiempo pasado fue mejor y que toda vida ajena a la mía siempre será más deseable.

      La cuestión es que al principio no lo extrañaba, podía salir entre semana, porque tenía con quien salir entre semana... Llegar a casa de madrugada un miércoles porque tenía con quien llegar a casa de madrugada un miércoles  y quedarme en la cama hasta bien entrada la mañana un jueves, porque tenía con quien quedarme en la cama hasta bien entrada la mañana un jueves.

    Pero al igual que todo en esta vida empieza, todo en esta vida acaba. Aunque no te lo esperes, acaba.
    A fin de cuentas, si la vida fuera circular, siempre sería lo mismo y si la vida es lineal ha de haber un principio y por lo tanto un final. 
    
    Y de este modo, llegando al final de la linea, se acabó salir entre semana, se acabó volver de madrugada y se acabó dormir hasta bien entrada la mañana. 
     Y empezaron las tardes en el sofá, enganchada  al facebook, por si este acompañante hubiera tenido la amabilidad de hablarte un día, aunque fuera por el chat,  tardes mirando y mirando  fotos que lo único que provocaban era ansiedad y ganas de llorar, para finalmente,  meter la pata y ser TÚ la amable que decide saludar para que te cuenten en un par de frases, que todo le va muy bien y que ya si eso habláis pronto.

    Y piensas que el que tu trabajo esté a dos calles del suyo, no significa que te vayas a cruzar con él cada vez que sales de trabajar, que el pasar las tardes conectada al ordenador, no garantiza un saludo, que torturarte mirando fotos, es de ser muy tontos, y que quizá no sea la solución total, pero poner tierra de por medio es la mejor opción y es que llegados a este punto lo mejor es soltar lastre, que de estas cosas nadie se muere y tampoco nos vamos a eternizar en la pena... Así que lo sepas... 
   
                  ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ TE VOY A BORRAR DE MI  FEISSSBUUK!!!!!!!!

    
    
  

lunes, 20 de febrero de 2012

carga policial completamente legal

     Por lo visto ya no tenemos derecho ni a protestar...

     El panorama social español últimamente está empezando a recordarme a un capitulo cualquiera de Águila Roja, donde si alguien del pueblo llano abría la boca, bien podría ser mandado a calabozo y muerto a latigazos...
   ¿Pero en qué momento de la historia nos encontramos que se permite a la policía maltratar de ese modo a los manifestantes?

     ¿En qué país estamos donde los mandatarios ordenan reprimir a menores de edad protestando porque los recortes en educación les han dejado sin calefacción en los institutos?

     ¿Qué tipo de gobierno apoya actitudes policiales como las ocurridas en Valencia la semana pasada?
   
     Es posible que tengamos miedo a abrir la boca... qué temamos que un policía nos haga un brecha en la cabeza tan sólo por luchar por nuestros derechos, que las mismas autoridades nos confisquen  teléfonos móviles sólo por querer acabar con tanta mierda que tenemos dirigiendo nuestras vidas.

     Que no me permitan hacer fotografías, mientras la policía disuelve un café de indignados o que la  rabia pueda con nosotros...
 
     No podemos generalizar, nunca ha estado bien, pero hay mucho policía matón, que se cree que por tener pistola en mano y porra en cinto, tienen derecho a todo.

    Se me llena de rabia la boca, de palabras malsonantes, de impotencia mi persona.
    Necesito apretar los puños, porque me gustaría a mí estar en su lugar, disponer también de porras y cargar contra ellos como lo hacen con nosotros, protestar a grito perdido, gritarles, insultarles, porque la rabia nos puede, porque me pregunto que se creerán estos matones "legales"

  ¿¿Qué está pasando con este país?? Permitimos que nos roben, que nos peguen, que nos callen, permitimos que no nos permitan vivir... Pero... ¿En qué cabeza cabe?

  Un policía debería imponer respeto, no miedo a quien no ha hecho nada, un policía debería estar para proteger al débil, no para defender los abusos del fuerte. Un policía debería estar para ayudar, no para abrir brechas en la cabeza...

       CARGA POLICIAL http://www.youtube.com/watch?v=YSjwMJuPYk4 "TOTALMENTE LEGAL"

miércoles, 15 de febrero de 2012

Otra decepción... otro blog

 

     Otro blog...  Digo otro blog, porque quizá este sea el tercer o cuarto blog que me hago, los empiezo y los dejo, olvido contraseñas, nombre de usuarios, me canso...

       Esto me pasa con todo, no solamente con los diarios virtuales estos... He tenido dos cuentas de facebook,  unos seis números diferentes de móviles, tres cuentas de hotmail y otras dos de gmail.  

    Todo esto,  probablemente, se deba a mi falta de estabilidad emocional, sentimental, vital o vocacional, aunque  lo más acertado sería decir que se debe a mi falta de estabilidad mental.
     Me canso muy pronto de todo, y aunque escribir es una de las cosas que más me gustan, siempre está condicionado a mi estado de ánimo.
   Probablemente no escriba en siglos, si las cosas me van bien; y sin embargo, como decía Sabina, si lo único que tengo son tempestades en la cabeza, estaré continuamente escribiendo, actualizando estado de facebook, tuenti o mesenger, subiré enlaces y canciones y haré y cargaré fotos en mi perfil de todo lo que me llame la atención o me parezca minimamente interesante. (MINIMAMENTE INTERESANTE PARA  MÍ) Doy por hecho que a nadie le importa, ni mis enlaces, ni mis fotos, ni mis canciones,  ni mis estados... pero como he dicho antes, no tengo ningún tipo de estabilidad mental y lo cierto es que aunque no os importe... a mí me da igual....
  
    Pues bien, en estos días, estoy en una época de esas de cambios, de hecho, hace una media hora he cambiado todos los muebles de mi cuarto de lugar, porque sí, lo admito... Soy una inestable mental y es que en esta vida hay pocas cosas de las que no me suelo cansar.
     Y una de estas cosas, porque creedme, hoy por hoy sólo les daría el nombre de cosas, son los tíos.

     Tengo la enorme capacidad de pillarme hasta las trancas y después ellos, tienen la enorme capacidad de pasar de mi.
      No importa la cantidad de veces que te hayan dicho cuanto les gustas, no importa la cantidad de veces que hayan insistido que quieren estar junto a tí y obviamente tampoco importa que te hayan dicho que no están enamorados de su novia y continuamente a la que llamen por teléfono sea a tí.
      No importa nada de eso, porque así como un día vinieron, igual, del mismo modo, sólo que esta vez de puntillas, para que no les oigas, se marcharon.
  
   Entonces, supongo que como nos pasará a todas, empezamos a pensar que es lo que falla, que hemos hecho mal, si es que lo que ocurre es que tenemos una pierna más larga que la otra o que a lo mejor no les acaba de gustar eso de tener seis dedos en cada pie.
    No paras de preguntarte cosas, no paras de compararte con la de al lado y probablemente, siempre salgas perdiendo, porque seguro, seguro, que a la otra le midan las dos piernas lo mismo y sólo tenga cinco dedos en cada extremidad.
     Y te vuelves masoquista y nada de nada crees que vaya bien... Pero llega un día en que te levantas y piensas que más tonto fue él, que a fin de cuentas tenías algo más que la otra para ofrecer...

      Porque seamos sinceros ¿A cuantas chicas conocerán que tengan seis dedos en cada pie?