lunes, 12 de marzo de 2012

Llévame al baile...

     Hace una semana más o menos, vino a visitarme, por sorpresa y sin avisar, un sentimiento bastante extraño y que no logro quitarme de encima, es el sentimiento de no querer estar en casa.

    Prefiero estar en la calle, llena de gente, en el trabajo riendo por cualquier tontería, de tiendas con la música en las orejas... prefiero estar en cualquier sitio menos en casa.
  A este sentimiento, le va otro unido y es que tengo un constante nudo en el estomago que me  ha quitado el hambre, no es que yo coma mucho, mentiría si lo dijera; pero es que ahora como menos, bastante menos...
  Puedo ver que mi cuerpo necesita comida, puedo oír, como mi tripa protesta, porque sin consulta ninguna he decidido no darle alimento más allá del estrictamente necesario y puedo sentir  ese nudo por más que quiera no me deja comer, es inevitable, no hay manera... Me alimento como un pajarito... puesto que como un pajarito me siento en estos momentos... libre hasta el momento de volver a la jaula. 

    No quiero volver a esa jaula, fría, solitaria, y prolongo mis paseos por la calle lo más que puedo, camino por el centro lo más que quiero, hoy me he recorrido el barrio de huertas, de principio a fin, primero acompañada y después por cuenta propia.

  Hacía sol en la calle, calentaba las piedras del suelo, calentaba mi cuerpo y ahora que ya estoy en casa, tengo tanto, tanto frío...
    Me pondré una peli, me meteré en la cama y cerraré los ojos, esperando que suene el despertador para así, mañana, volver a salir de casa


Y aunque no lo parezca, esta canción tiene mucho sentido, en toda esta bola de ideas locas en esta cabeza...

2 comentarios:

  1. Sólo decirte,k te tienes k comer,o ya no recuerdas cuando regañabas a tú abu para k comiera. A ver si me voy a tener k poner seria y regañarte,luego te aré 1s croquetas para k te las lleves ok. Y si no tienes ganas de entrar en casa Pues no entres,quién te obliga????

    ResponderEliminar
  2. Graciosílla y que hago vagando sola en la calle, jeje.

    Mmm... croquetas...

    ResponderEliminar