lunes, 23 de abril de 2012

Decir "Te quiero"

   
     A pesar de lo que muchos creen, y me consta que son muchos los que lo piensan, a mí no me cuesta nada decir "te quiero".

     Y cuando digo que no me cuesta nada decir "te quiero",  no estoy refiriéndome a frivolizar esa sentencia o a trivializar los sentimientos de forma tan simple, y es que, es cierto, a mi no me cuesta nada decir "te quiero", pero si que necesito  que se den dos condiciones para poder expresarlo:

    Obviamente,  la primera de ellas es, que sea cierto lo que estoy diciendo. Nunca voy a decir "te quiero" si no lo siento.
    La segunda, es que como ya he dicho muchas veces, soy cobarde por naturaleza y jamás lo diré, si no estoy segura que la persona a la que se lo digo siente también lo mismo... Y creedme, esas cosas se notan, se sienten y se saben.

   En este caso, no me refiero al amor a una pareja, sino a algo general,  están los "te quiero" a los amigos, y es que en ese aspecto soy muy sentida, llegando incluso a veces a ser pesada. 
    Yo, que tanto me quejo de las gente que es "sobona", esas personas que te tocan mucho, sin tener que tocar, puedo llegar a ser plasta hasta decir basta, soy muy besucona, abrazo mucho y me pongo muy melosa, porque se que a pesar de los choques que se puedan tener, esas personas también me quieren a mí, aunque no lo manifiesten del mismo modo.

    No pasa una sola semana, en la que si estoy visitando a mi familia en el pueblo, me vuelva para Madrid, sin antes haberle dado miles de besos y abrazos a mi abuela y haberle dicho otras tantas cuanto la quiero, jugar con ella como si fuera una niña pequeña, intentar hacerle cosquillas, porque se que le molesta... probablemente suene cursi; pero es lo que me sale, mi sobrina, mis tíos, mi padre...

    Pero si hay alguien a quien quiero con toda mi alma, sin hacer de menos a los demás, es a mi hermana, y tengo que admitir que a ella no se lo digo tanto.  Y no, porque no se den las dos condiciones de antes, como se tienen que dar, porque la quiero con locura y me duele todo lo malo que le pase, y me alegra todo lo bueno que le sucede. 

    Pero a pesar, que ella siempre ha sido la más cariñosa de las dos, y aunque no lo quiera reconocer, con el tiempo le ha empezado a costar decir lo que siente, ha empezado a guardarse las cosas dentro y eso no le hace nada de bien.

    Hace tiempo, que llevo una época muy tonta, comúnmente suelo decir que me ha mirado un tuerto, y es cierto que el tiempo no acompaña. Continuamente con ganas de llorar y lo cierto es que empecé a asustarme cuando veía que no acababa de animarme del todo.
    
 Ahora los médicos dicen, que quizá tenga tiroides, así que no se si alegrarme, porque esto que me pasa, puede que sea porque mis hormonas no se regulan bien o echarme a llorar, una vez más, vete tú a saber porque.

   Y por esto que me pasa, he sido muy egoísta durante estos días que mi hermana, tanto me necesitaba, tal vez, no le he preguntado, tantas veces como hubiera debido, que como está.
 Tal vez, no la he llamado por teléfono, tantas veces como antes, porque yo no tenía ganas de hablar y olvidé que quizá ella, si que necesitaba hablar.
     
Es posible, que mis visitas al pueblo hayan menguado, cuando justo más tenía que ir.

    Y es que a las dos, nos cuesta mucho hablar, cuando se habla con profundidad,  cuando lo que se dice es tan grande que no puede salir por la boca, y se necesita de las manos para poderlo decir.

 A las dos, nos sale  un "te quiero" pequeñito y bajito, probablemente para esconder, lo grande que es la necesidad que tenemos la una de la otra, y lo disfrazamos con un: - Vente a Madrid, tú sola, un fin de semana. o un  - Quédate a dormir en mi casa cuando bajes al pueblo.

Y si, nos cuesta mucho, enana, pero todo va a a salir bien. y lo digo por que lo siento y porque ya sabes que no digo nada que no sea cierto


3 comentarios:

  1. Tú has puesto micrófonos en mi casa?? En serio, jjjj, más o menos tuve una conversación con Alfonso, de contar mis problemas. Yo quiero, pero no puedo. ¿Por qué? No lo se. Pienso que ya tienen bastante para encima exponer los míos. Hay momentos en los que me siento sola, aunque este rodeada de personas que me quieren. ¿Por qué ese sentimiento? Por mi culpa, sí, lo reconozco, si hablar más, seguro que muchas veces ese sentimiento tan feo desaparecería. Pero la vida te hace pasar por momentos que te endurecen poco a poco y cuando un día te despiertas y miras atrás, piensas ¿Dónde se quedó esa niña que se quedaba dormida en el pasillo cuando hacía algo malo y el castigo que más le dolía era que no le dieran un beso de buenas noches? ¿dónde se perdieron esos besos que un día deje de dar? Pero sobre todo me jode pensar en el día que dejé de necesitarlos. Bueno, realmente se que nunca dejé ni dejaré de necesitarlos. Pero odio el día que aprendí a vivir sin ellos.
    Pero también se que sin mis tíos, mi padre, mi abuela, la vida no sería lo mismo; pero lo que nunca podría ser igual, sería si no tuviera a mi hermana "xaxa" y a mi nana, que decir de ellas, por que un OS quiero ya lo sabéis, pero al igual que hay diferentes "te quieros" también hay diferentes formas de amar a una persona, y yo se que si algún día me faltara una de ellas dos, se uqe me moriría, porque son lo más grande que tendré nunca. Por lo cual, llego a la conclusión de que yo no las quiero, las "AMO".

    ResponderEliminar
  2. Ya estoy llorando otra vez... Si es que soy una pava...

    ResponderEliminar
  3. una pava muy pava, ja,ja. Pues desde mi punto de vista, leyéndote, no me pareces egoísta ni veo que haya necesidad de sentirse culpable por creer no haber estado a la altura cuando más te necesitaban porque no es verdad, sólo que tú necesitabas los mismo y eso incluye encerrarse temporalmente en una misma, pero eso no modifica el sentimiento ni un ápice y te aplaudo porque muy pocos se atreven a decir lo que sienten.

    ResponderEliminar