martes, 26 de junio de 2012

La he líao parda!!!!

Ya dije hace tiempo que lo de mi carnet de conducir estaba durando más que la obra del Escorial y visto que ya había conseguido sacarme el teórico, parece ser que mi fuero interno o subconsciente, decidió proseguir la obra comenzando nuevamente desde los cimientos.(casi casi literal...) Una vez con el teórico aprobado, me dirijo a la autoescuela y procedo a pedir cita para comenzar mis primeros viajes automovilisticos siendo yo la que lleva el volante. - que mejor espere, que voy a estar de vacaciones, que si empiezo antes va a ser dinero y tiempo perdido... Ahorradora como soy, que a mi no me gusta gastar en vano, obedezco y decido comenzar después de vacaciones Al llegar a mi pueblo, a disfrutar de mi merecido descanso, merecido sí, que si supierais la fauna que tengo que aguantar en mi trabajo diriais que soy una santa... Uy!!! pero no lo soy, que en realidad soy una bruja de mucho, muchísimo "cuidao". Como decía, al llegar a mi pueblo, un par de personas me aconsejaron que antes de comenzar las clases de la autoescuela, cogiera un poquito el coche por aquí. Que lo digo siempre, que soy de pueblo, ¡¡¡ y a mucha honra!!! Campo llano donde acelerar, frenar o embragar, meter primera cuando haya que meter primera, cambiar a segunda si es lo que toca hacer o dar marcha atrás, bendita marcha atrás o maldita según se vea. Porque ahí estaba yo, mi tío diciendo pisa freno, ahora embrague, mete el acelerador... y con tanta palanca de cambios y tanto bicho que pisar, de pronto me quedo sin manos suficientes, que sólo tengo dos para volante y marchas, que los dos pies que tengo, no los se donde colocar y primera lección aprendida, si te dicen frena hay que frenar, porque aún no tengo seguro, ni a todo riesgo, ni a terceros ni na de na' y es que supongo que si lo hubiera tenido, igual, igual, eso de haberme llevado una pared por delante, o mejor dicho, por detrás, que me la he llevado cuando daba marcha atrás, no dolía tanto. Casi, casi, tanto como cuando vino mi sobrina y con cara de niña buena me pregunta: -¿ Qué ha pasado tía? Si ibas muy bien...- La miro acobardada y la digo: - tu tía hija, que es muy torpe... Y es que si los de antena3, me vinieran a entrevistar, como a aquella socorrista que iba emporra', y me preguntaran si tengo que decir algo al dueño de la pared, humildemente diría: - De verdad que lo siento señor, siento haber tirado una parte de la pared de su cercado y es que si, las primeras veces siempre duelen y yo... LA HE LIAO PARDA...

sábado, 16 de junio de 2012

¿Por qué lo llaman amor cuándo quieren decir miedo?



      Últimamente,  gran parte de las personas que conozco, andan metidos en crisis sentimentales:

      Todos penando por unas cosas u otras en esta cosa que se llama ¿¿amor??

      Viendo como van las cosas por el micromundo que me rodea, hay algo que se me pasa por la cabeza:
 
                    ¿Realmente estamos enamorados?
       Quiero decir, si tanto dolor y tanta lágrima cuando la otra persona desaparece de nuestra vida es ¿Por qué somos incapaces de vivir sin la otra persona?  o en realidad ¿lo que somos incapaces de hacer es estar solos??

       Seamos sinceros, que ya lo dice la canción y es que es muy cierto, que de amor nadie se muere.

        Es muy lógico pasarlo mal cuando una relación termina, es muy lógico llorar y es muy lógico extrañar a esa persona; pero todo dentro de unos límites y últimamente, tengo la impresión que esos límites se dibujan un tanto difusos entre las personas de mi alrededor e incluso los míos propios.

       También es muy lógico agarrarse a un clavo ardiendo, con tal de seguir manteniendo una relación, que en muchas ocasiones ni debemos ni queremos mantenerla.

        Por todo esto, creo que lo que muchas veces nos mueve es el miedo a quedarnos solos.
       Seguramente, la certeza de no tener ya veinte años, nos agobia, si no tenemos pareja a los 30, parece que nos vamos a quedar solos de por vida...
     
    Probablemente, eso sea la idea que más pasa por nuestra cabeza en momentos en que nos planteamos romper todo tipo de relación con la persona que nos acompaña.

     En nombre de este miedo, he visto como hay gente que consienten estar con alguien que pretende controlarles continuamente.

    Personas que tratan de mantener una relación a pesar de continuas peleas y que a pesar de los pesares, deciden no abandonar el barco hasta que se hunda.

    Amigos que si antes negaban tener una relación formal con una persona, ahora, tras acabarse no pueden entender ni como ni porque, y lo que antes era un: "Solo somos amigos"  da paso a un "Pero si teníamos una relación"...

    Incluso yo misma hace unos meses lloraba la ausencia de alguien con quien solamente estaba por rabia y por despecho (así de peliculera soy yo) y a quien continuamente comparaba con la otra persona.

    Y así, de este modo yo misma pude ver que todo esto que escribo ahí arriba, en muchas ocasiones es así...

    Siempre he dicho que tengo buena memoria, demasiado buena para cosas que quizá muchas veces fuera mejor olvidar, y en este caso, repito, esto hace que confirme que esto realmente es así cuando recuerdo una conversación:

     - Yo necesito estar con alguien y ese alguien, vienes siendo tú...

    Si la persona que me dijo eso, hubiera sabido que tengo la buena o mala costumbre de analizar palabras, puntos y comas, de forma automática. Simplemente por inercia, porque siempre me gustó analizar  textos en literatura y esto me sale así, de forma espontánea... Si esta persona lo hubiera sabido, tal vez, hubiera formulado su sentencia de forma muy distinta.

    Cuando yo hablaba con mis amigas de esto, ellas daban por hecho que esa frase lo decía todo:

    "Quiero estar contigo"

    Pero mi mala costumbre y yo, lo veíamos de otro modo:

    "Yo no se estar solo y en este momento tú estas aquí"
   
Obviamente, acerté yo, siempre se me dio muy bien la literatura... y en ese momento, tampoco quería más, estaba con él para olvidar a otro, no había más que reprochar.

    Lo malo llega cuando se va lo menos malo.
    Esto es así: Cuándo no tenemos lo bueno, nos quedamos con lo malo y ahí nos vamos conformando, pero lo verdaderamente malo es cuando llega lo peor, que es quedarse solo y he ahí, que esto, lo que no nos parecía tan bueno, en esos momentos nos parece la mejor opción y nos cegamos tanto que es la única que queremos tener.

   Así que entonces, cuéntame ahora, si realmente hablamos de amor, de egoísmo o de miedo a quedarnos solos.

jueves, 14 de junio de 2012

De matón a tonto del pueblo



    Matones, los ha habido siempre, chulos de barrio también y tontos muy tontos disfrazados de matones, también...
    Ahora, lo que nunca había habido y no querían mis oídos haber oído, es que seres de tal calaña exigieran a mi sobrina el pago de un dinero. (Lo típico que en las series americanas viene a ser el dinero de la comida).
    Pero esta historia se enmarca en pueblo castellano, manchego para ser más concretos, en una tarde de calor, nada que ver, con el pueblo castellano leonés, ni con instituto americano.

    Como iba diciendo, en una calurosa tarde de junio, dos chicos, mayores que mi sobrina, se acercan a ella, a una amiguita y a otro niño que estaba con ellas.

    Les dicen, si quieren ver a un hombre ¡¡¡bendita inocencia!!!
    El hombre no era más que un hombre durmiendo en el sofá de su casa y se había dejado la persiana alzada.
    Les dicen, que si quieren verlo, les tienen que pagar entre 2 y 5 euros cada uno.
    Evidentemente, mi sobrina con siete años que tiene, para bajar a jugar a la plaza no va a llevar encima cinco euros...
    Desconozco, si finalmente los cinco se encaminaron a ver lo que era la gran maravilla del hombre dormido (Por si os interesa, próximo estreno en su cine más cercano).

    La cuestión es, que al día siguiente, en el recreo le pidieron el dinero, y repito, mi sobrina, lo más que lleva en el monedero, son los cromos de la patito y las divinas...

    Al salir del colegio, los aprendices de matones, van tras ella y la increpan que al menos un euro les tiene que dar; y supongo que mi sobrina, ya desesperada, porque ahora, por motivos personales, no dispone de efectivo:
     La pobre se ha olvidado la hucha en su casa, y como mi hermana está convaleciente tras una operación, se encuentran viviendo ahora mismo, en casa de mi abuela.

    Vamos, que en su máxima desesperación, por no poder romper el cerdito y pagar el eurito exigido, finalmente se confiesa a su madre.

    Mi hermana, con su rabia contenida, le indica a mi sobrina que si le vuelven a pedir el dinero, les diga que han de subir a su casa a por ello.

    Y como ya dije al principio que en todos los sitios hay matones y tonto del pueblo también, quiso la casualidad que mi hermana se encontrara sacando algo del coche cuando ve subir a mi sobrina acompañada del pequeño matón.

  Le pregunta al chavalín, que, que está buscando allí; y como el niño no contesta,  mi sobrina abre la boca por él y le cuenta a su madre que el chaval ha venido a por el dinero...

La cara de mi hermana, pasa de color carne a blanco, de blanco a morado y de morado a rojo de rabia, le dice al chaval, que en vez de un euro lo que le va a soltar es un pesquezón y que haga el favor de irse a su casa, si lo que no quiere recibir son dos.

Y ahí, bajando la cuesta...  cabizbajo y sin un solo céntimo en el bolsillo, así es como el matón y chulito del barrio pasa a ser el tonto del año.



domingo, 10 de junio de 2012

Amiga, llévame a Benidorm...



   Hoy, a eso de las diez y media de la noche, después de estar tooooda la tarde, haciendo test y más test de conducir, (Para mí, esto se está convirtiendo en la obra del Escorial) recibo un whatsapp:
  "Joer Maritere, si estuvieras hoy aquí nos íbamos de fiesta"

     En realidad, yo no me llamo Maritere, de hecho nunca me gustó que me llamaran así...  Ayer, mi tío extrañado me preguntaba, porque las pocas personas que me llaman así, me llaman así.
    Y la verdad, si me paro a pensarlo ni lo se, pero lo hacen y tontería o no, me gusta ser la Maritere para esas personas.

   La cuestión es que Maritere no estaba allí para poder salir. Estaba aquí, en el mismo sitio en el que está ahora, sentada en el sofá y muerta del asco, después de estar, como ya he dicho antes, toda la tarde haciendo test.

    Y es que tengo un trabajo, que no respeta las fiestas de guardar y mañana en lugar de poder ir a Misa como una niña buena, (no te lo crees, ni tú) a las seis de la mañana ya estaré en pie, para irme a trabajar.

    Viernes, a media mañana. Whatsapp; "hoy estoy fatal, he pillado un virus" y otra vez "Maritere no puede ser, va a haber que salir de fiesta a ver si te animas"

   Por otro lado, yo animada estoy, que sí señores, que estoy muy animada oigan!!!!!! que lo que no tengo, es tiempo compatible con el resto de los humanos; y lo de ir de empalme todos los fines de semana a trabajar, pues ya se me pasó, alguno cae, pero aquellos viernes que venían detrás de los jueves, semana tras semana... que no señores, que este cuerpo no da pa´más.

    Pero podría hacer una excepción y recordar viejos tiempos, porque aquí la que me llama Maritere, ayer me puso el caramelo en la boca, y después de un manotón, al suelo,  la muy perra me lo tiró.

   "Va a haber que salir de fiesta" me dice, y después me dice, que si nos vamos un finde loco a Benidorm.

    ¡¡¡¡Un finde loco... a tomar el sol!!!! óyeme amiga, un finde loco a tomar el sol, no!!!

    Un finde loco a tomar el sol, y a no dormir, y a esquivar pulpos italianos en la puerta de la discoteca.

    A llegar al hotel cuando aún es de día, para dormir una hora y después a la playa, sin olvidar mi croissant (disculpen si está mal escrito, mais je ne parle pas français) de bacon con queso.

    A ir cuatro y no saber donde acaba cada una, porque chico, si os han dicho que están enfermas, es que enfermas están.

   A vigilar los espejos de las habitaciones y no olvidar correr las cortinas, que luego todo se ve.

   A comer porroninas, en pleno agosto, (Y si son de Badajoz, mejor).

   A intentar evitar que tus amigas te intenten liar con el tío más feo del lugar, porque...
   - de verdad, que sí, que tu eres su prototipo ideal- y chica no es que no sea mi tipo, es que el chico no tiene nada en su lugar...

   A que te regalen una rosa, porque ese día no puedes parar de llorar y después para que te arreglen la noche oigas a uno gritar, que es el día de las feas, y nosotras las que más.
 
    Admitámoslo , la humedad de la playa no le sienta bien a nuestros rizos y los goterones en la frente tampoco son muy atractivos.

    Pero bueno, querida amiga, de verdad, que sí, por favor, que yo te dejo... No, no te dejo, te lo pido, por favor:

   ¡¡¡¡ AMIGA, LLÉVAME A BENIDORM!!!!