domingo, 10 de junio de 2012

Amiga, llévame a Benidorm...



   Hoy, a eso de las diez y media de la noche, después de estar tooooda la tarde, haciendo test y más test de conducir, (Para mí, esto se está convirtiendo en la obra del Escorial) recibo un whatsapp:
  "Joer Maritere, si estuvieras hoy aquí nos íbamos de fiesta"

     En realidad, yo no me llamo Maritere, de hecho nunca me gustó que me llamaran así...  Ayer, mi tío extrañado me preguntaba, porque las pocas personas que me llaman así, me llaman así.
    Y la verdad, si me paro a pensarlo ni lo se, pero lo hacen y tontería o no, me gusta ser la Maritere para esas personas.

   La cuestión es que Maritere no estaba allí para poder salir. Estaba aquí, en el mismo sitio en el que está ahora, sentada en el sofá y muerta del asco, después de estar, como ya he dicho antes, toda la tarde haciendo test.

    Y es que tengo un trabajo, que no respeta las fiestas de guardar y mañana en lugar de poder ir a Misa como una niña buena, (no te lo crees, ni tú) a las seis de la mañana ya estaré en pie, para irme a trabajar.

    Viernes, a media mañana. Whatsapp; "hoy estoy fatal, he pillado un virus" y otra vez "Maritere no puede ser, va a haber que salir de fiesta a ver si te animas"

   Por otro lado, yo animada estoy, que sí señores, que estoy muy animada oigan!!!!!! que lo que no tengo, es tiempo compatible con el resto de los humanos; y lo de ir de empalme todos los fines de semana a trabajar, pues ya se me pasó, alguno cae, pero aquellos viernes que venían detrás de los jueves, semana tras semana... que no señores, que este cuerpo no da pa´más.

    Pero podría hacer una excepción y recordar viejos tiempos, porque aquí la que me llama Maritere, ayer me puso el caramelo en la boca, y después de un manotón, al suelo,  la muy perra me lo tiró.

   "Va a haber que salir de fiesta" me dice, y después me dice, que si nos vamos un finde loco a Benidorm.

    ¡¡¡¡Un finde loco... a tomar el sol!!!! óyeme amiga, un finde loco a tomar el sol, no!!!

    Un finde loco a tomar el sol, y a no dormir, y a esquivar pulpos italianos en la puerta de la discoteca.

    A llegar al hotel cuando aún es de día, para dormir una hora y después a la playa, sin olvidar mi croissant (disculpen si está mal escrito, mais je ne parle pas français) de bacon con queso.

    A ir cuatro y no saber donde acaba cada una, porque chico, si os han dicho que están enfermas, es que enfermas están.

   A vigilar los espejos de las habitaciones y no olvidar correr las cortinas, que luego todo se ve.

   A comer porroninas, en pleno agosto, (Y si son de Badajoz, mejor).

   A intentar evitar que tus amigas te intenten liar con el tío más feo del lugar, porque...
   - de verdad, que sí, que tu eres su prototipo ideal- y chica no es que no sea mi tipo, es que el chico no tiene nada en su lugar...

   A que te regalen una rosa, porque ese día no puedes parar de llorar y después para que te arreglen la noche oigas a uno gritar, que es el día de las feas, y nosotras las que más.
 
    Admitámoslo , la humedad de la playa no le sienta bien a nuestros rizos y los goterones en la frente tampoco son muy atractivos.

    Pero bueno, querida amiga, de verdad, que sí, por favor, que yo te dejo... No, no te dejo, te lo pido, por favor:

   ¡¡¡¡ AMIGA, LLÉVAME A BENIDORM!!!!

2 comentarios:

  1. ¡Ays sí, por los viejos tiempos! qué rollo eso de los fines de semanas, yo me pase cuatro años siendo enfermera "canguro" que le llaman así, trabajaba viernes, sábado y domingo doce horitas cada día y claro ni ganas de fiesta, ni ganas de nada, yo lo único que quería los sábados por la noche era dormir y dormir, pero sólo por esa lista de cosas tan divertidas, únicas e irrepetibles, vete a Benidorm.

    ResponderEliminar
  2. Si me llevan, me voy, jej. Si no escribes, no veo la pedazo falta de ortografía que tenía, menos mal que lo he corregido. Que mal!!!

    ResponderEliminar