viernes, 3 de agosto de 2012

Que bien lo has hecho!!!!!



     Me has dicho que no quieres nada, cuando como siempre que quiero que no te enfades me acerco a ti con cara de niña buena y lastimera y te he preguntado:

    - A ver dime qué es lo que quieres... así, haciendo pucheritos, como una niña pequeña para conseguir sacarte una sonrisa.
    - No quiero nada- Eso es lo que has dicho, y lo se, lo se y lo sabía ya de antes. Sabía que no querías nada, que lo que haces, lo haces porque sí, no porque busques encontrar un resultado en tus actos, lo haces porque nos quieres.
    Porque lo hacías con 21 años, como no lo vas a hacer ahora casi treinta años después, sin buscar nada a cambio sin ningún tipo de obligación, sin ningún interés más allá que nuestro bienestar.
    Y si crees conveniente el estar hasta las tres de la mañana vigilando que un vestido se seque porque la terquedad de tu sobrina, esta que escribe, es enorme, pero su dejadez es aún mayor, tú estás hasta las tres de la mañana vigilando, no vaya a ser que a cualquiera de los gatos que vagabundean en el patio, le de por lanzarse al vestido confundiendolo con cortinas.

    Y lo haces sin que nadie te lo pida, o sí, aunque se que no hace falta pedirlo, y lo haces bien, sobradamente bien.
    Consigues que lo usado parezca nuevo y lo nuevo brille aún más, aunque a ti no te guste el resultado, porque a mí me parecerá perfecto.
    Porque sabes hacer las cosas muy bien, entre ellas educar a dos niñas, siendo prácticamente tú una niña.
    Si lo pienso ahora y no me veo con 28, como es posible que tú si lo hicieras con 21.

     Y le dabas la vuelta a la tortilla, cuando decidí marcharme de España y llamaba todos los días llorando, porque no aguantaba.
    Y fuiste la primera que quiso que estudiara fuera de casa, a pesar del esfuerzo económico, querías que fuera en Madrid, que me desenganchara de mi propia casa.
 
    Nos pusiste delante, lo que por aquellos tiempos, muchos hubieran querido u otros no le daban importancia, campamentos en verano, mientras que a otras sus madres no les dejaban, manuales y manuales de inglés, clases de ballet, todos los años, dos semanas a la playa.

  Y bueno, ninguna ha salido cirujana, y muchas veces, como todos los hijos, te habremos decepcionado.
    Está más que claro que no somos perfectas, pero me gusta como soy, me gusta como somos, las dos, mi hermana y yo.
    Porque no hacen falta millones para criar a un hijo y a muchos les sobran los millones para malcriarlos, porque en muchas ocasiones me voy a la cama y pienso las ganas que tengo de decirte

           -Joder, tía, que bien  lo has hecho... y que bien lo sigues haciendo.

Ni soy rica ni famosa, ni mi hermana vive en una chalet de lujo, discutimos, como en todas las familias, y quien diga lo contrario miente, pero creo que somos, ambas, las dos que tú misma has criado, buenas personas, a mí quizá me pierde el pico, que cotillear me encanta, pero por eso tía, por eso muchas veces lo pienso y lo repito

    Pero tía, que bien lo has hecho, que bien lo has hecho!!!

3 comentarios:

  1. Tere, que bonito!!!Alé, yo te hubiera mandao a la mierda por dejááááá,jajajaj!Se merece una entrada y mucho más,eh?AGH

    ResponderEliminar
  2. Esas mujeres que nos cuidan se merecen lo mejor del mundo y siempre incondicionales, sólo porque les sale de dentro, y perfectas o no, encima nos quieren con locura.

    ResponderEliminar
  3. Ains q bonito maritere,esta entrada si q merece la pena y m gusta,un hurra x la nieves di q si.xcierto toy de acuerdocon AGH yo t hubiese matado x dejarlo xa ultima hora!!jeje.ele

    ResponderEliminar