domingo, 9 de septiembre de 2012

Porno para mamas



     El español medio suele ser una persona un tanto hipócrita...

    Si algo he aprendido trabajando donde trabajo, es que todas las personas tenemos una determinada forma de ser en función del país donde nos hemos criado.

    ¡¡No es racismo!! es una conclusión sacada a base tratar día tras día con personas de diferentes nacionalidades y por ello, me atrevo a decir que represento el estereotipo español, en al menos un 99,9%.

    Los españoles somos cotillas, una barbaridad, sino de que ibais a estar algunos leyendo lo que pone aquí.
    Muchos de nosotros tenemos redes sociales abiertas y sin usar salvo para mirar al de al lado, no es mi caso.  Soy una persona creyente practicante, y actualizo mi estado mínimo una vez al día y dos en las fiestas de guardar y subo fotos de los bautizos y bodas y mi dios se llama Facebook, obviamente también cotilleo, que las viejas también van a misa a cotillear.

    Como decía antes, los españoles también somos hipócritas y medimos con diferente rasero las acciones de los demás, es decir:

    No es lo mismo la golfa de tu vecina que se acuesta con dos hombres a la vez, que esa amiga a la que tanto quieres que cada noche va con uno...

    Y esto es así, mi vecina por decirlo finamente, es una golfa y mi amiga, es una tía que sabe vivir la vida.

    Hipocresía pura y dura, vamos...


                                       

    Hace unas semanas, empecé a oír a hablar de la nueva trilogía, sí, esa que dicen que es porno.
    Quiso la casualidad, que ese mismo día que vi las ediciones  en el escaparate de la  Casa del Libro, una amiga me hablara de ellos y me los enviara por Internet.

    Y como somos de doble rasero, iba un poco cohibida leyendo en el tren, no fuera a ser que el de al lado mirara por encima del hombro y viera que lo que estaba leyendo se subía un poco de tono.

    En el trabajo, hablaba en bajito con mi compañera sobre el libro que leía no fueran a pensar que es que estaba un poco "salida"

    Y hoy, a la hora de la siesta, llama mi vecina de enfrente, que debe andar recién jubilada, nos ponemos a hablar de todo lo que se oye en estos pisos, que si el ruido, las voces y demás...

    Y así, como quien no quiere la cosa, nos cuenta que para dormir lo pasa mal, que no puede con los vecinos de al lado, porque según ella los oye "trikitri, trikitrá" y la mujer, ahí con sus 65 años, que lo oye y se pone fatal, y que claro, que el marido no puede pero que ella dice que no necesita porno ni nada similar.

    Y después de todo esto me confirmo a mí misma, que los españoles verdaderamente somos hipócritas:
   
                  - Yo esas cosas???? no, por el Santisimo Facebook, yo  no-

    Pero aquí por mucho que callemos el que menos y el que más, desde mi vecina la jubilada hasta el viejo verde del bar, el adolescente, la chica que sale de la pubertad, aquí el que no consume porno duro, consume  como he leído hace poco sobre el libro que me estoy leyendo, porno para mamás.



 

1 comentario:

  1. Yo también soy 99,9% spanish aunque a veces me lo niegue a mí misma, conocer personas del mundo te demuestran que la cultura está más arraigada de lo que pensamos.
    me parece que te refieres al libro ese de Cincuenta sombras de Grey, pues mira, lo reconozco, yo también soy una consumidora de porno, lo tengo pendiente para ver qué tal, y ya mis amigas se han adentrado en sus páginas, aunque la verdad es que les ha decepcionado. Te recomiendo "els quaderns d'en Marc" es anónimo, pero es porno para mamas del bueno ;)!
    ¡y qué le vamos hacer si lo de ser hipócritas y chafarderos va con nosotros! Yo también cotilleo en Facebook sobre quien me interesa.

    ResponderEliminar