sábado, 28 de septiembre de 2013

FEOOOOOOOS, QUE OS HABÉIS VUELTO MUYYYY FEOOOOOOOOOOOOS



Antes de empezar la entrada, quiero decir, que esta entrada, no es una ofensa a aquellas personas que estén gordas, mi padre y mi tío lo están y los quiero con locura, ni a aquellas personas que estén muy delgadas (es mi caso, y creedme, no me odio). 

No es una ofensa, ni pretende ofender a los que estén calvos o tengan pelo por todos lados (Todas las chicas nos tenemos que depilar). 

No pretendo tampoco reírme de los que han repetido curso o les haya ido mal en los estudios (Yo repetí 2º de bachillerato y se me cayó el alma a los pies.) y por supuesto tampoco pretendo reírme de aquellas chicas que tengan uno o cuatro hijos, tengan la edad que tengan (Mi sobrina nació cuando mi hermana tenía 20 y es lo mejor que nos ha pasado en la vida)

 Esto surgió de una conversación durante una fiestas y de una broma con unas copitas de más. 
Esto salió de la rabia que siempre he guardado hacia algunos compañeros de clase que criticaban y se reían de lo que hoy les toca a ellos.
 Esto no va más allá.
 Cada uno es como es y mientras estemos conformes con lo que tenemos debería importarnos una mierda lo que digan los demás...
 La pena es que no se piensa igual con 15 años que con 30.
Ahora, espero que esto lo leas en clave de humor y que si alguna vez te sentiste atacado por este tipo de personas, pienses que al final nadie es tan importante y la popularidad no es eterna... ya lo viene a decir esta canción, por si os hace escucharla.





     Guapos y guapas hay muchos, menos que feos, ya lo dice la canción y es que "Feos somos más"; pero guapos hay muchos, y feos que se creen guapos, de esos hay muchísimos más.

     Si me paro a analizar la situación, y me voy parar, porque eso de divagar sobre tonterías y temas estúpidos me encanta y se me da fenomenal, yo dividiría la belleza humana en los siguientes rangos:
      
          -  Guapos que son guapos y no lo saben.

          -  Guapos que son guapos y lo saben.

          -  Gente simplemente guapa y le viene dando igual serlo que no serlo.
            Aunque en honor a la verdad, de estos hay pocos; y es que a todos nos gustaría ser guapos
             La vanidad es intrínseca al Ser Humano.

         -  Aquellos que se creen guapos y no lo son (mencionados anteriormente).
    
        -   Los que piensan que son guapos y además de eso, listos.
            Me refiero a esos a los que se les podría decir que no hay más ciego que el que no quiere ver...
   
        -  Y finalmente, aquellos que eran guapos, los reyes del mambo, los que dictaban las normas, porque               eran muy guapos pero que finalmente, dejaron de serlo.

     Los del primer grupo no dan juego más allá de un:

    - Mira Fulanito, que guapo es y que humilde el chaval.- La conversación no da para más, no hay cotilleo, no hay crítica, por lo tanto, no hay interés, y al español, y lo he dicho muchas veces, nos gusta criticar, nos gusta hacer sangre con lo mínimo, somos muy de eso y lo disfrutamos con ganas, con muchas ganas.
    El segundo y tercer grupo, tampoco dan para mucho más. Son guapos, hay que aceptarlo, presuman o no de ello, nos joda o no nos joda... son guapos y nosotros no. 
    Ahí, nuestras críticas, lo único que demuestran es la rabia interna que alberga nuestro ser porque ellos son bellos y nosotros no.

    Creedme, no merece la pena criticar a este tipo de guapos, quedamos fatal haciéndolo, puesto que mostramos que  además de feos, somos unos mezquinos envidiosos...
    Olvidadlo, no merece la pena, quedaríamos a la altura del betún.

    Yo me centraré en los tres últimos, que a fin de cuentas son los que más juego dan; y siendo sinceros el origen de esta entrada se debe a una conversación que tuve hace unos días en la que hablaba de este tipo de personas, que concretamente fueron las que me amargaron los años de instituto y rencorosa que es una, quería dedicarles unas palabritas:

     Los "guapos de mi instituto" me trataron de fea, tonta, esmirriada y bajita, como si esto último tuviera algo de malo, al menos para mi no lo tiene, que me creo encantadora con mi medio metro. Jejejeje...

    No me considero yo, el culmen de la belleza; pero se que si me hubiera presentado  junto a un par de esos guapos a un concurso tipo:

                                "El mono más hermoso"                           



     Hubieran ganado ellos antes que yo, que tiene narices tener nariz (valga la redundancia) de cerdo y la cara llena de granos y encima llamarme fea a mí, ¡¡¡A mí, que no he tenido ni un triste grano en toda mi adolescencia!!!

     También estaban los que se creían más listos que tú y te trataban de tonta por no saber resolver una formula de matemáticas. No lo niego, nunca se me dieron bien... Pero ¿¿Alguna vez te hicieron un test para averiguar tu Cociente Intelectual ?? A mí sí, y probablemente si te lo hubiera puesto delante te hubieras caído de culo.
     No es difícil saber resolver los ejercicios cuando pasas dos veces por cada curso: Dos veces por 4º, dos veces por 1º y ya no se si así, sucesivamente en lo que haya durado tu vida de estudio...  y vamos, ¿¿Cómo no ibas a ser el listo de la clase si como dice el refrán: "Más sabe el diablo por viejo que por diablo?? Y en las clases... el viejo serías tú ¿¿¿no???.

    Tuve un amigo, que al año siguiente me dejó de hablar, para mí que se le subió a la cabeza que le dijeran que se estaba poniendo muy guapo y hablar conmigo debía de ser insuficiente... Al tiempo, todo lo que tenía en la cabeza se le debió de bajar al resto del cuerpo y lo juro, debía tener mucho en la cabeza, porque el cuerpo se le puso...

    En conclusión, a estos tipos de guapos es a los que mola criticar. Criticar a estos resulta divertido, cuando coincides con gente a la que estos mismos efebos hayan mirado por encima del hombro.
    Es divertido ver como los guapos de turno que criticaban la fealdad de los demás, ahora están feos y horrorosos.
    Es divertido ver a las guapas y populares, con tres hijos alrededor (tan guapas y deseables eran que no se pudo evitar)...

    Sí, es divertido ver que lo que tan poquito les gustaba se ha convertido en su día a día...

Y como grité aquel día en aquel bar:

             BRINDO POR TODOS ESTOS "DESGRACIAOS" QUE SE CREÍAN LISTOS Y GUAPOS Y MIRALOS AHORA A TODOS: GORDOS Y CALVOS...

SALUD!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!




              
               

9 comentarios:

  1. jajaja....me río mucho con tus entradas!!! yo también brindo por eso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta Rodriguez Diaz?????? Jajajaja, Me alegro que te gusten.

      Eliminar
  2. Me encanta!!no he parado de reirme,SALUD!(son)

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Y tu quién eres?? Echa una firmita!!!

      Eliminar
    2. Y tu quién eres?? Echa una firmita!!!

      Eliminar
  4. A mi siempre me pareciste muy lista! Me encantaba q pasarás a filosofía siempre sabías más q el profe y le sacabas de quicio jjjj
    Y en inglés?? me ayudaba un montón!

    ResponderEliminar
  5. Elva, que alegría!!!! Fajuntes con ese acento gallego que tenía y me ponía nerviosa. jijij

    ResponderEliminar