lunes, 28 de julio de 2014

Tener 30 y no tener novio (Ese gran pecado)

Por favor, que levanten la mano aquellas chicas que se hayan librado de las preguntas inquisitivas de cualquier vecina, tía lejana o amiguísima de su madre en las que el objetivo final siempre es el mismo...

   - Pero...¿¿¿¿¿¿TIENES NOVIO??????-

     Pocas ¿verdad?

    Efectivamente, no hay señora que no quiera enterarse si cualquier moza en edad casadera tiene o no tiene novio. Pero ese no es el mayor problema, el mayor problema viene cuando contestas y tu respuesta les suena como si arañases una pizarra con los cinco dedos de tu mano...

-Ayyy ¿¿no?? ¿¿Y eso??-



    -Pues mire señora, si quiere entramos en un  análisis sobre los factores psicosociales, probablemente tengan que ver más los psicos que los sociales en mi actual situación; pero como le decía, podríamos analizar cuales son los factores que me han llevado a tener treinta años y sí, seguir soltera y sin compromiso, pero en resumidas cuentas, porque no lo tengo señora.-

    Te miran mal ¡¡eh!!, más que mal, su mirada es una mezcla de pena y compasión, porque a tus treinta años sigues soltera y sin traer ningún vástago al mundo.  Ante esto, políticos como Gallardón podrían también señalarte con el dedo y decirte aquello de que "la mujer no es mujer sino trae hijos al mundo" Y si eso, ya de paso, que vuelva la sección femenina de la época franquista, por favor, igual me enseñan a ser una señorita y aún no tengo que darlo todo por perdido y a mis treinta aún me puedo echar un novio.

    Sin embargo, a mí lo que más curiosidad me provoca, no es que las señoras mayores me miren con cara de espanto cuando les digo que no tengo novio.
    Tampoco lo es, que compadeciendome me suelten que, bueno, que para qué quiero un novio, si tan a gusto estoy así (Te lo dicen porque les das pena, les da muchísima pena que te vayas a quedar soltera)


    A mí lo que realmente me genera una curiosidad pasmosa, es esa actitud de una mezcla entre Celestina, psicoanalista y cotilla  que comienza a invadir a gran parte de tu círculo de amigos, familiares compañeros de trabajo y seres varios que pululan a tu alrededor:

  -  Caso número 1  (Y por favor, no se me vayan a ofender que todo es en plan gracioso):  Tenemos boda en Galicia, que boda más bonita, pocas como esa, mesas de nueve y la novia nos dice en vuestra mesa hay tres chicos solteros.  Yo de primeras, me cierro en banda, de segundas, miro a mi amiga Bea y le pregunto ¿¿Pero estos, están hablando en castellano o en  gallego?? O.o  me costaba entenderles ¿¿Qué iba a hacer yo?? de terceras me centro en mi plato, en mi móvil, en la servilleta, en el tenedor... en cualquier cosa que transmita que a mí estas situaciones me incomodan un poquito y ya me siento obligada a hablar por hablar.

   - Caso número 2:  Típica amiga, típica compañera, típica algo; que te suelta que el otro día conoció a un chico y le pareció monísimo para ti. (De este caso, mogollón, intentad imaginarme abriendo y cerrando las manos para representar la de "mogollón" de veces que me ha pasado esto, a mí y doy por hecho que a las tropecientas mil treintañeras solteras que tiene este país). Monísimo, estoy segura, lo que no entiendo es ¿Es qué la gente de mi alrededor va con el radar encendido y en modo "BUSQUEDA DE NOVIO PARA TERE"?

   -  Caso número 3: No!!! no soy (somos) lesbiana(s), ¡¡¡de verdad!!!! Quiero muchísimo a mis amigas, pero no va más allá. En serio, de verdad. Dejad de buscar razones a mi (nuestra) soltería, porque al final, con tanto cotilleo y pregunta conseguís lo que en el fondo más miedo nos da... que nuestras madres se planteen nuestro lesbianismo y tímidamente intenten sonsacarnos si tú y tu amiga fulanita además de compartir penas y alegrías, también compartís orgasmos.  Y esto pasa, hay madres que creen que es así y pasa. Aunque jamás te preguntarán tan claramente por tu vida sexual...

   - Caso número 4: Avalancha de piropos y alabanzas para curar tu pobre, triste y solitario corazón... - ¡¡¡Pero si no eres fea!!!- Hombre,  gracias!! no me tengo por una supermodelo, pero tampoco me tenía por un gremlin, aunque está bien que lo aclares...

     Y es que hay momentos en que parece que tu soltería, le preocupa más a la gente de alrededor que a ti misma.  La vida de una chica soltera esta llena de frases como "esta chica no tiene intención de casarse" "Este chico es ideal para ti" o la más rotunda "Igual eres lesbiana, si no lo has probado no lo sabes  - Yo no Y tú ¿lo has probado?"- No, yo tampoco.-   -Entonces so mamón, ¿por qué yo sí y tú no?

     La vida de soltera, sigue siendo un estigma social, podrás no tener trabajo, no tener amigos o no tener casa, pero nadie te va a llegar diciendo que ha encontrado un banco donde te van a dar la hipoteca. Nadie va al médico o a la administración pública y al día siguiente te comenta que ha estado en un sitio con el puesto ideal para ti. Nadie te dirá nunca, vi un grupo de gente en el metro, tenían pinta de encajar contigo...

     Señoras, señores, dejen de atosigarnos con la canción de siempre, que igual tenemos una vida bastante más plena y divertida que los casados, los emparejados o mil cosas más. 

    Vive y deja vivir, que no tengo novio, pero soy feliz!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario